martes, 27 de abril de 2010

Mi bló, pobrecito, lo he tenido muy olvidado, pero han pasado tantas cosas... y tan pocas al mismo tiempo, algunas demasiado buenas, otras no tanto, he pensado mucho en la pérdida últimamente, he sufrido pérdidas, pero una en especial ha sido muy dolorosa: Daniel se fue, murió, hace una semana...

Una excelente persona a la que lamentablemente no tuve oportunidad de conocer más, pero que cada vez que hablaba con el aportaba algo enorme a mi día, a mi vida incluso. La última vez que platiqué con él me dedicó su tarde, su comida, su ida al cine, me decía que yo llegaría a ser procuradora y que el sería mi guarura "pa salir en todas las fotos". Dejó familia y amigos, y a mí, que precisamente en este momento no me encuentro tan bien de salud, me dejó una gran lección de vida, un ejemplo enorme.

No estoy segura de creer que existe otra vida después de morir, pero si existe, espero que él tenga una muy feliz, y que sepa lo valioso que fue para mí, y que cada vez que sienta que esto me vence voy a recordar "somos humanos y a veces flaqueamos, pero una buena actitud es parte del estar bien..."

GRACIAS DANIEL!

1 comentarios:

Gabrielle Dupré dijo...

Lo siento! De veras siento las pérdidas mías y las de los demás, dejan el correspondiente huequito y nunca se llenará. Un beso, recibe un beso y un abrazo fuerte, con cariño: Gabrielle.